24.4.12

Tridente literario. Libros (VII-X)

Por si os habéis dado cuenta, he agrupado distintas entradas, para que tanto para mí como para vosotros sea más fácil llegar al reto. Saludines con plantilla nueva :3

7. Un libro que te haya dejado triste

Voy a admitirlo de una vez por todas: soy una sensiblona de pies a la cabeza. Veo un gatito con cara de pena y me enternezco. Veo Ano Hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai y me entran ganas de llorar con el último capítulo. 
Pero llega un momento en el que soporto tanta llorera, se me cortan las lágrimas, y me invade una profunda tristeza. Este fue el caso de este libro, que leí para un proyecto que continuará en el cajón hasta que finalice unos cuantos y tenga la entereza para realizarlo.

Tierras de sangre (Ματωμένα χώματα), de Didó Sotiríu.
Sinopsis: Tierras de sangre narra el drama humano y la incisión histórica que supuso la expulsión de la población griega, en 1922, del suelo turco: un millón y medio de personas abandonaba así su ancestral morada tras una guerra lacerante—prefiguración de los conflictos históricos de nuestro siglo—que convertía a la población civil en víctima desgarrada del nacionalismo étnico y del irredentismo más feroz. Más allá de las fronteras literarias que demarcan la novela histórica, la presente obra de Didó Sotiríu—una de las voces más comprometidas de la Grecia contemporánea—se ha convertido, por la tensión narrativa y poética de sus páginas, por la reconstrucción tan fiel como dramática de realidades y personajes, en una novela de enorme éxito y un testimonio desgarrador del conflicto europeo entre fronteras.
(Sinopsis de la página de la editorial).

El protagonista de esta novela, Manolis Axiotis (cuyo personaje está basado en un hombre real), tiene que pasar por unos hechos durísimos, de los que solo consigue sobrevivir conservando la esperanza. Este libro, cuyo contexto histórico es desconocido (la guerra entre Turquía y Grecia por las tierras del Asia Menor, que durante siglos habían estado ocupadas tanto por griegos como por turcos), puede verse la crueldad de ambas partes. Los turcos masacraron a los cristianos armenios (cuyo sufrimiento puede leerse, por ejemplo, en Quadern d'Aram, de Maria Àngels Anglada), pero también a los griegos.
Y estos no dejaron títere con cabeza cuando ejercieron la violencia contra la población turca. Las potencias occidentales, que estaban metidas en el conflicto, empeoraron todavía más la situación.
Esa es una de las causas por las que tanto griegos como turcos tienen unas relaciones tan malas hoy en día. En , cuando no falta más de una década para que hayan pasado cien años de ese conflicto, sigo sin entender por qué tuvo que haber esta guerra. Como tantas otras.

Os dejo la canción que George Dalaras, un gran compositor griego, escribió y cantó para la banda sonora de la versión televisada de esta novela:

8. Un libro con el peor final

De este me acuerdo que fue el primer libro que leí en las vacaciones del verano del año pasado. Si volviera a empezar las vacaciones con este libro... en serio, no. No lo haría.
Angelology: el libro de las generaciones, de Danielle Trussoni.
Sinopsis: Evangeline era una niña cuando su padre la dejó a cargo de las Hermanas Franciscanas de la Perpetua Adoración, en el Convento de St. Rose, cerca de Nueva York. Ahora, con veintitrés años, el descubrimiento de una carta de 1943 la sumerge en una historia secreta que se remonta a miles de años: el antiguo conflicto entre la Sociedad de los Angelólogos y los Nefilim, descendientes de la unión de los ángeles y los hombres, unas criaturas de monstruosa belleza.

Los Nefilim, que han ido perdiendo lentamente su poder y grandeza de antaño, ansían descubrir los secretos que esconde esta carta, ya que podrían llevarles a su salvación y así conseguirían perpetuar la guerra en el mundo y dominar a la humanidad. Generaciones de angelólogos han dedicado sus vidas a intentar detenerlos. La hermana Evangeline, con la ayuda de Verlaine, un joven historiador, pronto se encontrará en el centro de este conflicto que los llevará desde el bucólico convento a orillas del Hudson hasta los rincones más exquisitos de Nueva York, pasando por el cementerio de Montparnasse y las remotas montañas de Bulgaria.

Mira que me atraía la temática, pero no sé ni cómo pude leerlo. La estructura interna está descompensada; todos los personajes son perfectos y maravillosos. La monja, Evangeline, es un dechado de virtudes que si se enamora, ni se le pasa por la cabeza que quizás puede haber un conflicto entre ella y sus creencias religiosas... Y luego, la parte de París es un tostón infumable.
Eso sin tener en cuenta el final. A pesar de ser muy abierto, que no me vengan con excusas. Es, sin lugar a dudas, el peor que he leído. La protagonista se despierta, está en lo alto de un rascacielos de Nueva York y ve sus alas. Fin.

Suerte que me lo dejaron, porque no hubiera gastado ni un euro en esta cosa...


9. Tu clásico preferido

Al este del edén, John Steinbeck
Sinopsis: Al este del edén, epopeya de resonancias bíblicas que aborda aspectos de la condición humana como el bien y el mal o la vida como una lucha incesante, narra las vicisitudes de dos familiar a lo largo de tres generaciones, entre la guerra de secesión y la primera guerra mundial, en el lejano valle Salinas, en la California septentrional. Tras acompañar a la familia Hamilton en su épico asentamiento en la región, el lector penetra en el sofocante mundo de los Trask, en el que el severo Adam intenta educar en el recto camino a sus hijos Aron y Cal.

Hace mucho tiempo que no lo leo, pero en cuanto me libre de lecturas, será mío de nuevo. De todos los libros que haya leído de John Steinbeck este es, probablemente, mi preferido. Era considerado por el autor, que tuvo una prolífica obra, como el mejor de todos los que había escrito.

Las similitudes de Caín y Abel con los personajes de esa parte, la frialdad de Cathy (quizás uno de los personajes que más me sorprendió, quizás por su actitud), la sabiduría de Lee... El desarrollo de todos ellos fue mi parte preferida porque repite los mismo patrones que otras novelas: la familia, el deseo, el mal, y las resonancias bíblicas de toda la narración.

«Desde afuera el proceso de escribir puede parecer romántico y especial, pero el día a día es aburrido, rutinario y maquinal, te lo aseguro», decía Steinbeck sobre la escritura, ya que para él su oficio no era algo tan fácil como hacer rosquillas, sino difícil y duro, como las situaciones por las que pasan sus personajes en algunas de sus novelas, donde deben decidir entre la vida y la muerte.
Os dejo este enlace, donde hay más pensamientos de este Premio Nobel acerca de esta gran novela.

10. Un libro que siempre te anima

No somos nadie, Pablo Motos
 Sinopsis: ¿Por qué los niños pequeños se comen todo lo que encuentran por la calle y luego, cuando les das la papilla, no la quieren?¿Por qué siempre que sale un tornado en una película se ve una vaca volando?¿Por qué las chicas aplauden cuando se ríen? ¿Por qué nunca coinciden los ojos con los agujeros de las caretas? Éstas y muchas otras dudas existenciales son objeto de profundo análisis en este libro. Antes de comprarlo, haz la prueba del ciruelo. Ábrelo por cualquier página y léela entera. Repite la operación con otra página; si ésta también te gusta, grita tan fuerte como puedas: «¡Ciruelo!», y después cómpralo… Un libro que supera la prueba del ciruelo no se encuentra todos los días.

Hace unos días arreglé mi minibiblioteca y me encontré este y su continuación, No somos nadie 2, pasaron a un lugar más accesible: entre mis manos. No sé qué tienen este par de libros, que siempre me arracan una sonrisa, sobre todo en los apartados de preguntas y respuesta y uno de esos dos sobre los títulos de los libros, y sobre aquellos libros que nunca existirían.

Es un libro para pasar el rato, y es así cómo me sube el ánimo. Y ahora que comento este libro, se habla de unas hormiguitas... quizás el programa de donde salió el libro fue el origen de que a Pablo Motos se le ocurriera El Hormiguero. Quién sabe.
Por si a alguien le apetece reírse un rato, aquí tiene.

Otros eternos secundarios son los notarios de los concursos de televisión, que están ahí, en una mesita, sentaditos sin decir nada. Y su momento estelar es cuando les dan una carta y él tiene que decir si es auténtica o no. La verdad es que nunca se ha dado el caso de que sea falsa. Eso sí que sería estupendo para un notario. Levantarse y gritar de repente:”¡No doy fe, esta carta es falsa!” Y todo el mundo corriendo despavorido, con el pelo en llamas: “¡Aaaaaaah!”

16.4.12

Tridente literario. Libros (VI)

6. Un libro que te haya enseñado algo sobre la felicidad

Este me ha costado bastante de expresar, por eso he tardado más tiempo en continuar el tridente. ¿Qué libros me han enseñado algo sobre la felicidad? Pocos, diría yo. Como aquel sabio árabe que redujo a menos de diez días los que fueron realmente felices.
Esta vez no es un libro, sino un manga, el que me ha enseñado esto.
¡Yotsuba!, de Kiyohiko Azuma.
Sinopsis: ¿Quieres conocer a la chica más traviesa de Japón? Acompaña a Yotsuba a su nuevo barrio, y sigue sus vivencias mientras va de compras, caza cigarras, juega bajo la tormenta e intenta evitar el calentamiento de la Tierra.
(Sinopsis de aquí, cómo no).

Me encantan los manga tipo slice-of-life, donde está lo más cotidiano de la vida, desde los detalles como ir a ver los fuegos artificiales como vestirse de la chicharra cantarina y anunciar el fin del verano. Porque la felicidad, para mí, está en los detalles pequeños (por eso me encanta tanto Amélie).

MINI BONUS: las múltiples caras de Yotsuba.

11.4.12

Tridente literario. Libros (V)

5. Un libro que te haya marcado de por vida

Con este libro hubo realmente un antes y un después. No solo en la forma en la que concebía la literatura, sino también en el tipo de libros que leí durante el resto de mi adolescencia.
Es tan obvio...
Memorias de Idhún 1: La Resistencia, de Laura Gallego García.

Sinopsis: El día en que se produjo en Idhún la conjunción astral de los tres soles y las tres lunas, Ashran el Nigromante se hizo con el poder allí. En nuestro mundo, un guerrero y un mago exiliados de Idhún han formado la Resistencia, a la que pertenecen también Jack y Victoria, dos adolescentes nacidos en la Tierra. El objetivo del grupo es acabar con el reinado de las serpientes aladas, pero Kirtash, un joven y despiadado asesino, enviado por Ashran a la Tierra, no se lo va a permitir...
(Sinopsis, cómo no, de la página web de la autora).

Tarde o temprano lo releeré, pero os aseguro que la visión de los doce años y la de ahora, siete años después, no sería para nada la misma.

BONUS: Una versión de Beyond, la canción de Chris Tara, por el grupo Paranoid Fish.


10.4.12

Tridente literario. Libros (IV)

4. Tu libro favorito de la infancia

Esta es fácil, demasiado fácil. No sé si fue regalo de cumpleaños, o de Navidades... pero sé que lo tuve durante mucho, mucho tiempo.
La Formiga Piga es deslloriga (La Hormiga Piga se descoyunta), de Emili Teixidor
Sinopsis: La Hormiga Piga (Miga en castellano) emprende nuevas aventuras para encontrar un desconyuntador que pueda cambiar la vida de todas las hormigas del hormiguero, empezando por la Reina Pelada sin Corona ni Coronada. ¿Quién será este desconyuntador que llegará a descoyuntar la misma Piga? ¿Qué papel jugará la orquesta de hormigas Las Hormigables, cuando actúan en la discoteca La Hormigonera, en el descoyuntamiento del nido? Con canciones y aventuras en compañía de la Jirafa Rafa y los otros amigos, la Hormiga Piga llegará a un final sorprendente.
(Traducción de esta página).

Emili Teixidor ya aparecía previamente por aquí, y como os anuncié, este ha sido uno de los libros de mi infancia, junto con Niña Claudia, Quién dice no a las drogas, Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar, Xola y los leones, Gina... Las lecturas de mi infancia fueron erráticas, repetitivas, y me encantaba recrearme en las mismas lecturas, en las mismas palabras.
¿La lástima de este libro? Que perdí el CD, o lo tiré porque ya estaba rayado. Ahora me hubiera encantado volverlo a escuchar, sentir esas voces...
Es lo que tiene perder la infancia.

9.4.12

Tridente literario. Libros (I-III)

1. Tu libro preferido
2. El libro que más veces te has leído

La primera pregunta es la más difícil de todo el tridente, probablemente. Siempre me ha costado decidirme por un solo libro, y más si se supone que es mi preferido... El top tres lleva desde mi adolescencia sin variar ni una pizca. La segunda frase está indirectamente relacionada con la primera, y por eso ambas van cogidas de la mano.
Si lo pienso un poco bien, sé que es esa novela. Que me hubiera gustado estar en Sant Gervasi en esos tiempos de guerra, y acercarme a oler sus flores. Que me hubiera gustado conocerla a ella.

Aloma, de Mercè Rodoreda.
Sinopsis: Aloma explica la historia de la relación entre una joven barcelonesa de dieciocho años, Aloma, y Robert, un pariente político maduro que ha venido de América. El relato se centra en los sentimientos contradictorios de la protagonista, cómo vive la relación individualmente y en su entorno social y cómo todo esto la enfrenta dramáticamente a una realidad muy diferente de cualquier ideal adolescente.
(Aquí tenéis la traducción de un fragmento de la novela, que está originalmente en catalán; y aquí, la edición catalana más habitual).

Aloma no fue la primera novela de Mercè Rodoreda, pero sí la que la catapultó a la fama con el premio Creixells en 1937. Sin embargo, la edición que siempre está publicada es la de 1969, donde la guerra civil no se advierte de una forma tan latente (por ejemplo, hay un bombardeo y en la edición posterior se ve, pero no de una forma tan brutal).
Mercè Rodoreda es una de las escritoras más importantes de la literatura catalana del siglo XX, y es por ello por lo que es estudiada en los institutos. Aunque leí Aloma mucho, mucho antes de saber que pasó media vida en Ginebra. Exiliada.

Hace cuatro años se hizo un musical en el TNC (Teatro Nacional de Cataluña), hecho por Dagoll Dagom a causa de la celebración del centenario del nacimiento de la autora.


No sé qué decir acerca de esta obra, porque ha significado mucho para mí desde los trece años. Mejor que lo deje así, entonces. Porque siempre hay ese no se qué indescriptible que me llena cada vez que veo cómo se va, a lo lejos, cargada con una maleta y abandonando su querido hogar...
Es, simplemente, Ángela. Aloma.


3. Un libro que te han regalado

Este va a ser breve. Original, breve y, por qué no decirlo, gracioso. Fue un regalo de mi hermano mayor hace dos navidades... y sí, sonó mucho a indirecta. Odio este tipo de indirectas, pero qué le íbamos a hacer...

Cómo tener la casa como un cerdo (Guía doméstica del perfecto soltero), de P. J. O'Rourke.

Sinopsis: ¿Tiene dos metros de espesor la alfombra de tu salón? ¿Se te han deshecho los platos de cartón en el lavavajillas? Esta guía práctica y profusamente ilustrada te descubrirá los secretos de un arreglo de casa sin complicaciones: entre otras cosas, te enseñará a desatascar retretes (los petardos hacen maravillas), a limpiar (usa el gato para limpiar el polvo) y a lavar la ropa (un toque de desodorante deja los calcetines sucios como nuevos).
Y MUCHAS COSAS MÁS, entre ellas “Principios de decoración” (colores ideales para pintar: Ocre Grasiento o Gris Huella Dactilar), “Consejos de salud” (bebe de seis a ocho vasos de líquido al día: solo o con hielo) y “Normas para recibir en casa” (cenitas íntimas y enormes juergas etílicas).
(Sinopsis sacada con mucho esfuerzo de aquí).

Si os soy sincera, acabé ignorando la crítica intrínseca de mi hermano y me leí el libro, y por si alguna vez tengo algún ataque de depresión, está en el salón de casa, dispuesto a hacerme reír un rato. Más a mano, imposible.
¿Y cuál es la pena? Que está increíblemente descatalogado (y que si alguien lo quisiera leer, tendría que pedírmelo). En caso de volver a editarse, tendrían que revisarse algunas cosas de la traducción... porque, ahora mismo, muchos ya ni saben quiénes son el Dúo Dinámico o los Bee Gees... vaya con la juventud de antaño.

Os dejo con la otra parte de la contraportada, que bien se merece un aplauso de risa...
Guía doméstica del perfecto soltero! Escucha lo que dicen las críticas:

<<¿CÓMO PUEDES VIVIR ASÍ?>> --la madre de un amigo.
<<¡SI TE CREES QUE VOY A ANDAR LIMPIANDO DETRÁS DE TI, VAS LISTO!>> --la novia del autor.
<<¡AAAAAAAH! ¡HAY UNA COSA DENTRO DE LA NEVERA Y ESTÁ VIVA!>> --la ex novia del autor.
<<¡QUÉ PASADA!>> --la hermana pequeña del autor.
<<¿POR QUÉ NO TE MARCAS UNA MUDANZA, TÍO?>> --un amigo de un amigo.

2.4.12

Esperando, esperando... leí

Ilustración de Lina Kusaite
Hoy ha sido un día muy extraño. Será esto de empezar las vacaciones... o de sentirme oficialmente en ellas. Entre ir al Cash Converters e intentar vender unas enciclopedias del año de la Maricastaña y esperar a poder acceder a los ordenadores, me ha dado tiempo a acabar de leerme un libro. Cómo no.

Y no, esta vez no se trata de pura literatura. Más bien es una ayuda a profesores, a maestros y a interesados de la literatura como tema. Un ensayo, cómo no, cuyo título entenderéis a la primera.
Emili Teixidor es un autor que aparecerá en el tridente, ya que una de sus obras me marcó profundamente cuando era pequeña. Pero, más que eso, es un gran didáctico y un hombre que deja bien claras sus ideas: ¿por qué no hay una institución de teatro joven en Barcelona? ¿Qué trucos puede realizar un maestro para enganchar a sus alumnos a la lectura? ¿Cómo se deberían leer los clásicos? ¿Se debería dar más dinero a las bibliotecas para que no hubiera que ir tanto al médico?
Esta, y más dudas resueltas y meditadas, en La lectura y la vida.
¿Se imaginan una vida sin libros?
Si en este mismo instante desaparecieran todos los libros de la tierra,
sería como si el mundo hubiese perdido la memoria.

26.3.12

Poseidón me lo prestó (o un reto)

Porque Poseidón poseía un tridente, aunque no literario
(Mosaico delle Stagioni (Palermo, Italia). Fotografía de Giovanni Dall'Orto)
Érase una vez una joven llamada Eleazar. Érase una vez una manera original de celebrar que había llegado a los 100 seguidores.
Érase una vez un reto, un meme, como queráis llamarlo.
Y unos cuantos kilómetros más allá, alguien que se relajará haciendo entrada por entrada aprovechando la Semana Santa que se acerca. Con dos lenguas apareciendo una detrás de otra. Con una entrada, una imagen, o cualquier cosa. Habrá más de una traducción de sinopsis. Seguro.

La primera lista: libros, libros, libros.
1. Tu libro preferido
2. El libro que más veces que te has leído
3. Un libro que te han regalado
4. Tu libro favorito de la infancia
5. Un libro que te haya marcado de por vida
6. Un libro que te haya enseñado algo sobre la felicidad
7. Un libro que te haya dejado triste

8. Un libro con el peor final
9. Tu clásico preferido
10. Un libro que siempre te anima

11. Un libro que relees a menudo
12. El libro más largo que hayas leído
13. Un libro que te haya hecho enfadar
14. El libro con la mejor historia de amor
15. El libro más violento que hayas leído
16. Tu saga preferida
17. Un libro con el que te identifiques
18. Un libro que te gustaría haber escrito
19. Un libro que te gustaría que te dedicaran
20. Un libro que te encantó, y que ahora no te gusta nada

20.3.12

De chocolate y lecturas que dejan buen sabor de boca

La semana pasada fui al Museo del Chocolate de Barcelona, a una charla narrada por Teresa Duran, profesora, escritora, traductora (¡de los Cuentos por teléfono de Rodari en catalán!), dedicada a la literatura infantil y juvenil, Creu de Sant Jordi del año 2007... en definitiva, una buena apasionada de lo lijero.
¡Buen provecho! Apuntes de una literatura muy poco dietética
Así es como se llamaba, y me picó la curiosidad cuando vi la página web de mi universidad. Las ansias de chocolate también. Así que me inscribí, el día concreto fui, me quedé y me maravillé.
A través de una serie de diapositivas, se enseñó cómo la comida salada y los dulces propios habían entrado en los cuentos, no así el chocolate. Cuando llegó el chocolate y se asentó, la literatura ya tenía un nombre y una pluma, y no era anónima y recorría las casas.
Sin embargo, había festines en El Cascanueces y el Rey Ratón...

De lo desconocido se pasó a lo conocido. A los hermanos Grimm, sí, esos que se dedicaron a la lingüística y al folklore, con unos niños y una casa llena de chucherías; Perrault, aquel cuya niña de caperuza roja llevaba miel para la abuela, que era lo que tenía estar pasando un señor catarro... y ya, menos recopiladores, los autores propios. Como, por ejemplo, el genial Lewis Carroll.
...Y, muy ingleses eran los de aquella mesa loca, que tomaban el té.
Tras tocar grandes obras de la literatura, ahora sí, llegó el momento del chocolate, con el gran Roald Dahl, y sus fábricas y los oompa-loompas, con sus niños desafiantes que se comían grandes pasteles, llegando a un dolor muy, muy placentero y dulce.
Nunca jamás dejéis que os rete una directora como la señorita Trunchbull, y menos con un pastel cuya receta podría ser esta...
"Taste it, you little brat," the Trunchbull said. "You're insulting the cook."
Finalmente, se pasó este corto de Disney, delirante, dulce y con algunos rasgos de la situación histórica del momento (¡fijaos en los sachertorte!). Señoras y señores, hete aquí The Cookie Carnival («El Carnaval de las Galletas»), de 1935.


La tarde acabó con un chocolate caliente y unos bizcochos de soletilla (siempre serán melindros para mí). Tan ricos, tan ricos, que no quedó ni uno.

11.1.12

Desiderata 2012

Quería empezar con una mini entrada con Santa Clavos y los Tres Reyes Magos, pero creo que han caído tan pocos regalos para fiestas... solo ha habido uno realmente que puede mencionarse, calcetín de Navidad a parte: un retrato mío a pastel. Que habrá sido, este, uno de los mejores regalos que jamás haya recibido.

Así pues, he decidido dejar una lista, una desiderata o, en cristiano, cosas deseadas. Pequeños detalles sobre mí y mi vida.
  • Adiós a la procrastinación. Si hay que estudiar, pues se estudia. Si puedo relajarme, pues habrá que relajarse. O trabajar. (Esto me costará mil y un esfuerzos...)
  • Adiós al desorden. Espero que papá IKEA me eche una mano en un par de cosas (el escritorio, el armario, un estante sobre el escritorio, unas cajas por un baúl de los recuerdos, uhhh).
  • Estudiar. Trabajar. Vivir bien.
  • Ordenar medianamente la mini-biblioteca.
  • Leer, sobre todo de la mini-biblioteca.
  • Escribir. Tengo cada vez más proyectos y no los quiero dejar aparte.
  • En consecuencia, documentarme mucho.
  • Ver muchas series.
  • Ver películas. Muchas.
  • Improve my English. Also my Russian and my French. ¿Quién sabe cuándo necesitaré hablar idiomas que no sean los míos?
  • Consultar a escondidas manuales para aprender a conducir.
  • Y tocar de nuevo el piano, piano, piano...
Es una lista decente, ¿no creéis?
Pero no creo que tenga que añadir nada más y, de momento, no la tocaré. Tiempo al tiempo.