2.4.12

Esperando, esperando... leí

Ilustración de Lina Kusaite
Hoy ha sido un día muy extraño. Será esto de empezar las vacaciones... o de sentirme oficialmente en ellas. Entre ir al Cash Converters e intentar vender unas enciclopedias del año de la Maricastaña y esperar a poder acceder a los ordenadores, me ha dado tiempo a acabar de leerme un libro. Cómo no.

Y no, esta vez no se trata de pura literatura. Más bien es una ayuda a profesores, a maestros y a interesados de la literatura como tema. Un ensayo, cómo no, cuyo título entenderéis a la primera.
Emili Teixidor es un autor que aparecerá en el tridente, ya que una de sus obras me marcó profundamente cuando era pequeña. Pero, más que eso, es un gran didáctico y un hombre que deja bien claras sus ideas: ¿por qué no hay una institución de teatro joven en Barcelona? ¿Qué trucos puede realizar un maestro para enganchar a sus alumnos a la lectura? ¿Cómo se deberían leer los clásicos? ¿Se debería dar más dinero a las bibliotecas para que no hubiera que ir tanto al médico?
Esta, y más dudas resueltas y meditadas, en La lectura y la vida.
¿Se imaginan una vida sin libros?
Si en este mismo instante desaparecieran todos los libros de la tierra,
sería como si el mundo hubiese perdido la memoria.

2 comentarios:

  1. OMG, la cita, qué bonita me ha parecido. Te la robo y me la llevo al facebook con (o sin, jijijii) tu permiso :3

    ResponderEliminar

(Hola. Este es el contestador del blog.
Aquí abajo hay espacio para comentar lo que has leído o visto arriba. Los comentarios serán respondidos en menos de una semana.
Y pasa, pasa, que al té invita la casa. :)

Piiiiip).